¿Quieres estar al tanto de las actualizaciones y nuevos relatos?

viernes, 27 de agosto de 2010

Sigo caminando

El sol del mediodía le otorga al mar un azul eléctrico que, embelleciendo su relieve, se extiende hasta el horizonte donde se funde con un cielo, libre de nubes, que no parece del todo inalcanzable.

Algunas gaviotas sobrevuelan la playa mientras la gente se entretiene, de alguna manera, a sendos lados de mi paseo por la orilla. Las olas visten mis pies y tobillos con un particular brillo. Palabras ininteligibles, risas y llantos de los más pequeños, llamadas de los mayores, el mar, la brisa, es todo cuanto se oye. Cierro los ojos e inspiro, los abro y empiezo a caminar.

Dos jóvenes se han metido en el agua, una salpica a la otra con las manos, quien le responde de la misma forma. Ríen. Bucean mar adentro y salen para continuar con el juego.

Un niño pequeño ha excavado en la arena seca, junto a la sombrilla que da cobijo a quien, supongo, será su madre, y se dedica a transportar agua del mar a su hoyo con un cubo.

Hago memoria y cruzan mi mente imágenes similares en las que soy yo la protagonista. Sigo caminando.

Un chico, de apenas veinte años, lleva a una mujer mayor a la orilla para introducirla cuanto pueda en el agua del mar. Se encuentra en una especie de silla de ruedas con forma de coche de carreras, amarillo y grandre, que no se hunde en la arena.

Entonces pienso en la belleza de un gesto de ayuda, lo valoro, y sigo caminando.

Un señor lee un libro tumbado en la butaca de plástico que hay bajo una de las muchas sombrillas que diviso desde mi posición. Junto a él, una señora muerde un bocadillo de tortilla, ¡tiene buena pinta!

Más allá, un grupo de chicos se divierte jugando a las cartas.

Una familia acaba de llegar y se instala en la playa. Sombrillas, toallas, mesa plegable y sillas hacen aparición junto a los miebros de dicha familia.

Hay bastante gente en esta playa, pienso; y sigo caminando.

Una pareja de edad avanzada se ha adentrado en el mar, el agua les llega por la cintura más o menos. Ella parece tener algún problema de movilidad, pero eso no importa demasiado: él, con sus manos, refresca a su mujer mojando sus brazos, cuello, espalda y cabeza. Ella se encuentra de espaldas a mi. La imagino con los ojos cerrados, pensando quizás en lo afortunada que es por no estar sola. Él se halla de perfil, por lo que puedo distinguir en su rostro una expresión de inmensa ternura.

Sonrío y sigo caminando.

Unos niños de apenas tres años juegan en una de las duchas de la playa, se tiran luego en la arena y hacen carreras, tomando como meta el muro que separa la playa del paseo marítimo. Algunos prefieren invertir el tiempo en saltar y caer en la orilla. Otros, construyen y destruyen castillos de arena.

Yo, por mi parte, sigo caminando.

22 comentarios:

LadyLuna dijo...

¡Hola!
Siento la demora, pero asuntos personales, académicos y "vacacionales" me han tenido bastante lejos del portátil, ¡pero no me he olvidado de vosotros! Ya he vuelto para comentar en vuestros rincones y leeros aquí y allí.
En uno de mis paseos por la playa en compañía de mi hermano, me fijé en muchas escenas de las que vi. La gente suele quejarse de las aglomeraciones de gente, ¡pero se descubren tantas cosas! Esto es una pequeña muestra de ello.
Espero que os hayan ido muy bien las vacaciones, o si aún las estáis disfrutando, ¡que lo sigáis haciendo!
Hale, os deseo salud, que eso es lo primero.
¡Un besito!
Y un abracito mimoso para ti.

JUAN dijo...

Hola,mi querida Lady: me equivoqué en mis apreciaciones sobre la juventud actual. Constato con esta entrada que hay jovencitas que, además de ser muy hermosas y estar para mojar pan, en la playa se dedican a observar los detalles más enternecedores del ser humano y contarlos con una calidad y maestría tan eficientes que conmueve a los lectores, incluso a los más excépticos, como yo.
El joven ayuadando a una persona mayor a tomar el baño, la pareja de anciandos ayudándose mutuamente, o los niños acarreando agua para su castillo bajo la atenta mirada de la madre son estampas que normalmente pasan desapercibidas al común de los mortales.
Un placer leerte, vienes bien descansada y provista de ideas para enamorar de nuevo con tus escritos.
Un besito

Xevixeis dijo...

Buenos días LadyLuna!

Bonito y observador paseo por la playa!

Me alegro de que vuelvas a estar por aquí y nunca te preocupes por si pasa más o menos tiempo, lo importante es que estás ahí! Con tu cálida mirada y tus inspiradores escritos valorando las "pequeñas" cosas de la vida.

Sigue caminando...y nunca dejes de contagiarnos tu bella esencia.

Otro abrazo mimoso para ti ;)

De tu primo Xemari ^^ dijo...

Con leer esto, entra ganas de ir a la playa ^_^. aunque con también solo leerlo, te sientes en ella.
Sienta bastante bien el leerlo con la calo que hace jajaja XDDD. Un BESOTAZOOOO FUETEEEEEE!!!! XP

diadereyes dijo...

y construyes castillos
casi ninguno en el aure
y casi todos como camino.



eres grande

bst

David dijo...

Y pensar que yo no me he fijado en ninguna de esas cosas las últimas veces que he ido a la playa... ¿será porque este año las veces que he ido iba contigo? jejeje.
Pero en lo que si que me fijé, lo que sí que me acuerdo, lo que nunca olvidaré y siempre voy a querer repetir es... "Sonríes, y sigues caminando" te hago sonreír y seguimos paseando.
Muchos besitos!!!

the FeriO dijo...

¿Por qué puedes escribir y expresarte con tanta sensilles y que quede bien? Mira que yo lo intento, intento hacer de algo coridiano una aventura o algo llamativo... pero solo recibo un texto caótico y enredado, algo que sé que en el fondo solo entiendo yo... adoro como de lo cotidiano sale un paraiso, simplemente, estamos a alturas diferentes, mi preciada Luna, tú que alumbras el horizonte de muchos... y yo que apenas alumbro el mío. Como me animan y atraen tus textos, porfavor, sigue tocando con dulzura las letras de tu teclado.

InfusionDeLotoNegro dijo...

En entornos naturales es donde mejor podemos ser nosotros mismos, darnos cuenta de los pequeños detalles. Es maravillosa esa sensación…
De las mejores, porque si eso no es sentirse vivo, ¿Qué lo es entonces?.

(Te sigo por aquí, que es donde escribes ¿no?, ¿o también lo haces en el Esflog?, si escribes por allí, también te leeré)

Saludos

Alber dijo...

Hace siglos que no voy a la playa porque al Juan no le gusta, así que mis paseos son de mi casa al mercadona y de vuelta.
Al menos tú vas y lo disfrutas.
Me dijo tu padre que te pasarías por aquí, ¡y todavía estoy esperando!

VISION DE ARLEQUÍN dijo...

YO NACI EN UN LUGAR QUE ESTÁ JUNTO AL MAR Y ME MUDE HACE MAS DE DIEZ AÑOS A UNO DE LOS LUGARES MÁS ALEJADOS DE LA COSTA.

AHORA CADA QUE LEO ALGO REFERENTE A ELLO, ME DAN GANAS DE VOLVER Y ME SUCUMBE LA NOSTALGIA.

"LA VIDA ES UN GRAN CIRCO, PERO SIN ESPECTADORES"

ESTA MUY LINDO TU BLOG, DESDE AHORA TE SIGOOOOOO

CIAO

Anarkandyta ^-^ dijo...

Qué visión más linda de las cosas que ocurren en una playa, cosas que a veces las tomamos tan normales que no nos damos cuenta del valor que en realidad tienen ju T-T La verdad que me gustó mucho este último relatoo. A ver cuando nos vemos x.x un kisu! ^^

Juan A. Pérez dijo...

La playa y el positivismo de ver las sonrisas en ella. Si acabara cierto pesimismo, sería la base de una estructura de felicidad eterna.

Ese azul eléctrico...

alex dijo...

La vida esta llena de momentos, y en una playa, parece que se conjugan muchos. Hay veces que no nos damos cuenta de las cosas que pasan a nuestro alrededor, pero si nos paráramos, veríamos como todas estas cosas pasan a nuestro lado.

Un beso cielo

PD. Poco a poco, poco a poco, ya estoy por aquí. jaja

MUACH

Isa. dijo...

Las playas son siempre lugares donde puede pasar cualquier cosa...
Me ha gustado tu texto, reflejas que no sólo el verano es todo diversión a tontas y a locas, que la gente tiene corazón y, no sólo eso, que también hay quién sabe verlo... ;)

palomadegomaelastica dijo...

SIGUE CAMINANDO Y SIGUE ESCRIBIENDO ASÍ(L)

precioso.

Voy de anónimo. (Tengo cita en psiquiatría...) dijo...

Y viviendo. Y contemplando, María Beltrán...

Un beso.

Quijo dijo...

Detalles, que se pierden si no los observamos, detalles que quedan...y esa capacidad de poder observar y darse cuenta de lo que nos rodea.... :)

María Cristina dijo...

Si debo empezar es por disculparme porque tardarmeen visitarte pero el trabajo ya comienza es que para la temporada alta en ventas esta por iniciar en fin... sigo caminando me parece como si estuviera acompañamdote en tu caminar, es que todo lo escribes tan bien que pareciera uno protagonista... gracias por estar sos increible abrazos desde aqui

Lexy dijo...

Debo decirte muy sinceramente que esta entrada es genial, me ha encantado las diferentes descripciones de las diversas personas y etapas de la vida. Escribes realmente bien :)
Un beso enorme guapa!

Lexy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sese dijo...

qué bonito sería poder llegar a ser algún día cada uno de esos personajes que muestras, ese niño, esos jóvenes, esa madre, ... pero claro, para ello hace falta seguir caminando

SAludos

Lady Lune dijo...

Hola, bonito blog, compartimos el nick, me gustó visitarte, tal vez te guste conocer el mío y mi web www.ladylune.com.
Un beso