¿Quieres estar al tanto de las actualizaciones y nuevos relatos?

lunes, 7 de abril de 2014

Hoy, que pasan de las doce

Tras un sábado agotador en el Banco de Alimentos ha tenido lugar un domingo tranquilo en el que debería haber avanzado más en mis proyectos y, sin embargo, en el que mi mente ha estado divagando a ratos tratando de recordar más detalles del pasado que compartí con una persona que significó, y que siempre significará, muchísimo para mí.

Ella me enseñó que saber escuchar es un don, que respetar y comprender a quienes depositan su confianza mí, es respetar y comprenderse a una misma. Me enseñó que a veces suceden cosas inexplicables, que la vida hay que vivirla con los cinco sentidos o con los que tengamos y que jamás hay que rendirse, haciendo honor a su nombre, haciendo honor a la Esperanza.

Escribo ahora que pasan de las doce de la noche, porque no me gusta celebrar su partida. Para mí no fue una despedida fácil. 

Mita, no quería que te fueras. Hubiera dado todas mis oraciones por retenerte conmigo, porque al menos tu último deseo se hubiese hecho realidad.

Escribo ahora que pasan de las doce de la noche, porque contigo los días y las noches eran más claras, porque te echo de menos, porque no olvido tu risa, tus manos barajando las cartas, tu cabello adornado con jazmín, tu caminar elegante pese a que todo te forzaba a lo contrario.

Gracias por todas las conversaciones, por escucharme siempre, por haber sido mi consejera de infancia, mi compañera de juegos, mi llamada de teléfono esperada.

Te escribo hoy, que pasan de las doce...

7 comentarios:

JUAN dijo...

¡Precioso, My Lady! La nostalgia y la tristeza emana de cada palabra.No sé si es ficción o real, pero ese sentimiento es el mismo que me embarga a mí desde hace dos semanas en que me despedí de una persona que lo ha significado todo en mi vida en estos dos últimos años. Duelen las despedidas.Duelen mucho. Yo he comenzado una nueva etapa; la anterior ya no tiene vuelta atrás. Todo pasa, como las hojas del calendario.Ánimo. Besos mil

JUAN dijo...

Lady Luna, no sé si conoces mi blog de poesía:ayer puse una entrada nueva.
http://gritosdelalmasilenciosa.blogspot.com.es/

Macarena Ariza dijo...

Eres bonita por dentro y por fuera, y todos los que te rodean lo saben.
Ella disfrutó contigo, tanto como tu de ella. Que no te quepa la menor duda. Ahora te acompaña en la distancia.

Toñi dijo...

Maravilloso como consigues traslarme a esos momentos y recordalos como si fueran de ayer ...

tienes una gran sensibilidad y es un don que consigas transmitirla a todos losque te leemos.

Un beso grande. TKM

Ebel dijo...

Me vuelvo a emocionar leyendo tu escrito. Tienes un don que te ha regalado Dios, con el que se nace, que no se puede copiar. Logras transmitir emoción y ternura a través de tu relato a las personas que te leemos, porque pones el Alma además del Talento, y eso, llega directo al corazón.

Un beso.

Ebel.

María (LadyLuna) dijo...

Gracias por vuestras generosas palabras. Un abrazo grande.

icarina_juan dijo...

La vida me ha enseñado que nadie que ha pasado por nuestra vida se marcha del todo. Siempre dejan en nosotros algo tan grande como son los recuerdos, esos pedacitos de un tiempo que hemos sabido detener y hacer eternos para regresar a ellos cada vez que lo necesitamos.

Y también me ha enseñado la vida que aún existen personas que saben dar sentido a la ternura y a la sensibilidad. Como tú, por ejemplo.

Todo un lujo. Besos!!