¿Quieres estar al tanto de las actualizaciones y nuevos relatos?

jueves, 7 de febrero de 2008

La Armónica del Alba.

El río fluía desde su nacimiento hasta quién sabe dónde, mientras él mantenía sus pies descalzos en contacto con el agua fría, translúcida, que nunca se detiene, cuyo murmullo parecía pedirle una melodía más en las notas de su armónica, que permanecía en sus manos esperando ser despertada por esos labios de músico fiel.

Aquel lugar transmitía paz, serenidad, tranquilidad, por ello era su predilecto entre tantos. Ningún recóndito rincón había contado sus lágrimas más que la tierra húmeda en la cual se encontraba.

El joven era un artista que había aprendido a transformar su silencio en voces mágicas que solo él podía descifrar, pero aún así, una sensación extraordinaria me envolvía al escuchar su canto escondido en belleza natural, invisible a los ojos ignorantes que acostumbraban a buscarle.

Llevaba días sin tocar su instrumento, no sabía por qué, mas continuaba acudiendo junto al río, tal vez esperando que éste se llevara consigo el olvido de sus lágrimas amargas, que empapaban de dolor su alma de ganador sin trofeos materiales.

Yo estaba allí, tras él, como cada mañana al salir el sol, como cada despertar temprano que me invitaba a ir en su busca, como él y su armónica, que ahora callaba aguardando a que sus manos la devolvieran de nuevo a la vida, y guiaran sus notas por la melodía infinita que solía silenciar con una frase llena de melancolía, reservada para ese momento.

- No sabes quién soy, no conoces mis intenciones, ni los motivos que me hacen levantar al alba para oir tu eterna canción... ¿Y qué? No importa, da igual mi presencia, pero toca, por favor, sigue cantando, no detengas los sonidos que me invitan a soñar cosas maravillosas, a veces, que nunca pudiera haber imaginado. Toca, porque ya he admitido y comprobado mi adicción a ti, a tu armónica, a la melodía infinita que describe tu silencio. Toca otra vez, por favor.

Él me miró sin expresión alguna en el rostro, durante unos instantes, antes de esbozar media sonrisa y unir sus labios al instrumento que ambos queríamos oir. Me senté a su vera, y escuché atenta cada nota que me dedicó aquel día y todos los que le precedieron.

Todavía sigo acudiendo a la llamada del alba, para deleitarme con el sonido de su armónica, sin saber su nombre, edad, desconociendo por completo el timbre de su voz...

16 comentarios:

JUAN dijo...

Un artista que se levanta al alba y toca su armónica viendo el amanecer... Preciosa imagen. Me ha gustado mucho, es muy romántico. ¿Quién es la misteriosa narradora?
Me deja pensando.Quizás alguien especial que lleva en su pensamiento.
Bueno,ya me enteraré. Mientras tanto, te envió un abrazo

Patrick Ericson dijo...

Hacía tiempo que no me pasaba por aquí, y con felicidad descubro que sigues deleitándonos con tus historias, y sorprendentemente descubro que también dominas la más bella de todas las artes: la poesía.Eres una caja de sorpresas. Y gracias de nuevo por visitar mi blog. Besotes.

Fran dijo...

wauu...
ojala se me pegara algo de tu forma de escribir...
toy triste prk la verdad cadavez ns vems mens y yo apenas tengo tiempo de nada la verdad.
que asco
cada vez me sorprendes mas jajajaa
un beso wapisima

Anónimo dijo...

Jo, es magnífico pequeña *.* tiene que ser maravilloso ponerse en la situación de esa joven y poder escuchar la dulce melodía que emana de su armónica. Supongo que no seré la única, pero las notas que pueden desprender la mayoría de los instrumentos nos hacen llegar a un mundo en el que sentir algo inimaginable pero mágico. Como ves me ha vuelto a fascinar este nuevo escrito. te xeru Marie! bezototes!!

La Máquina de Escribir dijo...

Un verdadero deleite leer tus textos, Lady, me los llevaría para releerlos en una playa, una montaña o una nube... tu magia es selenita.
Un profundo abrazo y seguiré alunizando.
Aníbal
sciorra52@gmail.com
http://sciorra.blogspot.com/
http://lamaqdeescribir.blogspot.com/

paco dijo...

Maria, que escrito!, relajante y romántico... como todo lo que escribes, me ha encantado. Disfruto con tu lectura y espero el siguiente!
Tkm guapísima!!!

MoOnY_love dijo...

Se me estan acabando las ideas. Ya no se q decirte más asi q me embarcare en un viaje al Tibet a ver si se me ocurre decirte que fue precioso, la sultura de tu escrito embriaga al lector hasta dar con el desenlace de este amor q sientes por la palabra, no escrita, expresada. Hay pues nada, hasta dentro de un par de meses preciosa ((XD))
Te xero!

Alvaro dijo...

Me ha gustado mucho esto último que has dejado...en realidad,me gusta todo lo que escribes,y lo sabes:P.Es muy sugerente la imagen de ese joven tocando la armónica a la orilla de un riachuelo mientras los ojos de una joven lo contemplan y ella se deja llevar por tan dulce melodía...Sigue así y llegarás muy lejos.Tkm!!Un bsot.

Entonces exclamé: dijo...

Casi puedo visualizar la escena, sinceramente, y es encantadora incluso para mi que creo que el sonido de una armonica no puede ser del todo bueno. Pero los ríos son hermosos y las melodías son maravillosas estén tocadas por el instrumento que estén tocadas y las melodías que se escuchan en las orillas de un río son las más inolvidables que se pueden escuchar.
Un beso.

Darthz dijo...

Qué suavidad de texto...

Sólo me descolocó un poco en el primer párrafo un momento que cambias al verbo presente.

Por lo demás... que siga tocando.

Una sonrisa.

PD: Hacía tiempo que no nos veíamos.

Anónimo dijo...

Saber conjugar las palabras para que el relato fluya, igual que ese río, como una melodía (tan "armónica" como esa armónica) es un arte que pocos dominan, pero lo que más me impresiona de tus textos es la extraordinaria sensibilidad que se esconde tras la arquitectura de tus relatos. Enhorabuena. Tienes madera de artista porque posees los dos dones imprescindibles para alcanzar el "éxito"(=llegar al corazón de quien te lee): Capacidad para observar más allá de la realidad y capacidad para expresarlo de una manera que con-mueve y re-mueve sentimientos profundos.
Ánimo. Este mundo tan "materialista" necesita de personitas como tú.

Sat-chan dijo...

no pretendía que nadie lo conociera y supongo que ha sido un error escribirte un comentario no anonimo habiendo puesto un texto que leiste

Rafa dijo...

leí el texto hace un tiempo,pero no he tenido tiempo de dejarte un comentario.¡Pero bueno aqui esta!
Un texto verdaderamente precioso,sigo diciendo que tienes un don en la forma de expresar los sentimientos.Es mas,por un momento creí que yo era la chica,y escuchaba al chico todas las mañanas.
Si te soy sincero,a mi tambien me gustaria despertar cada mañana y escuchar el sonido de la musica de tu voz,pero bueno!supongo que para eso tendre que esperar un poco(snif snif).

POSDATA:Por muy bonita que sea esta poesía...lo siento,¡pues ninguna alcanza la belleza que tienes tu!¡¡TE AMO PRECIOSA!!

JUAN dijo...

Hola, lunita del silencio: veo que no dispons de mucho tiempo. He venido a referescarme con uno de tus maravillosos cuentos y no veo nada nuevo. Te entiendo, amiga, no todos disponemos del tiempo necesario para hacer lo que nos gusta. Ánimo y sigue escribieno: tienes madera de escritora.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Hola, tú siempre describiendo fotografías de calma y reflexión, tanto de bienestar como de melancolía o tristeza, y cada vez mejor.
Un besote!!
Alber.

Anónimo dijo...

I must digg your post so more people can look at it, really useful, I had a hard time finding the results searching on the web, thanks.

- Norman