¿Quieres estar al tanto de las actualizaciones y nuevos relatos?

domingo, 3 de junio de 2007

El Libro.


Hoy el antojo me llevó al parque, donde una niña de apenas seis años logró hacerme sonreír. El verde había inundado los jardines que rodeaban el camino por el que paseaba, tranquila. Respiré hondo. Un respiro después de duros días de estudios para la universidad. Decidí sentarme en un banco de piedra, frente a un tobogán y otros juegos para niños, en el que se hallaban jugando... Recuerdo cuando mi mayor preocupación no era más que esconderme bien para que uno de mis amigos no me encontrase; jugando al escondite. Qué tiempos aquellos. Abrí mi cuaderno, éste, precisamente, y me dispuse a escribir cuando una niña, de apenas seis años, posó su delicada mano sobre mi rodilla. Era muy linda, su mirada inocente y su dulce sonrisa, en un rostro de tez clara y suave, enmarcado en un oscuro y largo cabello que se mecía ligeramente con el viento, la hacían parecer un pequeño angelito. Vestía cual muñequita de porcelana, con un vestido de terciopelo cuidadosamente planchado, granate. Sus negros zapatos de charol hacían sonar sus pasos cuando corría por el jardín, antes de llegar a mí. La miré durante unos segundos, antes de percatarme que sostenía entre sus pequeñas manos un libro, cuyo grosor me dio a entender que no se trataba de un cuento infantil. La contemplé mientras me preguntaba porqué no jugaba con los demás niños, y decidí preguntarle. Me sorprendió su primera respuesta, aunque no más que la final: “¿Te gusta escribir?” Tras mi afirmación, su voz angelical continuó hablando: “Éste es mi libro. Mira.” Tendió hacia mí sus pequeños brazos de porcelana, con una sonrisa en sus finos labios, ofreciéndome el libro antes mencionado. Lo acepté y lo abrí. Cuán grande fue mi sorpresa al pasar una a una las páginas inmaculadas que se postraban ante mis ojos anonadados.

- Están en blanco. No hay nada escrito. – Le dije, confusa.
- Sí que hay. Pero no sabes leerlo.

Recogió el libro de mi regazo y lo abrió. Me habló de un país en el que los coches son camas, y para viajar solo hay que mencionar el lugar al que quieres ir antes de dormirte. Cada palabra que pronunciaban sus labios mostraba la ilusión de una niña que sueña con un mundo en el que, cuando crezca, asumirá que nunca existirá. Pero ella se adelantó a mi pensamiento. Y me dijo que escribiría en ese libro sus secretos y sueños, para que fuera real cuando sintiera que el mundo le da la espalda, y así refugiarse, como yo hice alguna vez, en su fantasía.

Esbocé una sonrisa y le di las gracias, antes de que su madre la llamara. A medio camino, volvió la vista atrás para gritar con su vocecita angelical: “Sé que sabes leerlo”.

No puedo negar cuán grande fue mi asombro al comprobar cómo una niña de apenas seis años comprendía que la vida no siempre sería tan sencilla como en su presente. Y cómo había conseguido dibujar una sonrisa en mi rostro, dejando a un lado mi monótona apariencia de cansancio.

Una vez más, gracias.


Dedicado, especialmente, a mi dulce y pequeño angelito. Aquí tienes un escrito más alegre. Espero que os guste. Gracias por entrar, leer y/o comentar ^.^ ¡Un Saludo!
(La niña de la foto soy cuando era pequeña^^)

12 comentarios:

Anónimo dijo...

ai mari q wapa cuando eras xika!! y aora mas todavia!! soy cristi osea hello !!!!!!wapa escribes super bien. q imaginativa eres!!!bueno un besazo wapisima espero q seas super feliz con rafita!!!!!

Yo xD dijo...

holaa!! ((LoL nuxiii cuidate xD)) sabes marie m encanto esta última historia ((q x cierto n m has enseñado snifito ju)) pero wno no x ello va a dejar d gustarme y eso y x eso t e dejao this comment jeje pero wno pues eso nose q m gsto muxo y q no pasa nada x l del oto dia tu sabes q m tomo kizas nose las cosas mu deso wnoo besotess!!!

Paco dijo...

Chica! qué quieres que te diga?
los tres textos que has escrito son demasiao, a cual más bueno, me encanta lo profundo de los mismos y lo que transmites y expresa en cada uno de ellos.
No dejes de escribir para que podamos seguir disfrutando de su lectura.
Eres un encanto, no cambies nunca.

Anónimo dijo...

Hola!!jeje.Me ha encantado el texto.La verdad es que escribes muy bien.Me he decidido a dejarte un comentario porque...emm...bueno,porque eres una de mis mejores amigas a pesar de la distancia(espero conocerte pronto en persona).Qué decir de ti que no sepas ya...la verdad es que eres un cielo de chica,y espero que no cambies jamás.Eres una de las pocas personas que realmente merecen la pena.Espero que todo te vaya muy muy bien,porque te lo mereces.Siempre me tendrás aquí para lo que quieras,al fin y al cabo eres mi fan,¿no?jajaj.Muuuackk ^^.

La universitaria a la que la niña le dio una leccion dijo...

...- ¡que desastre! un día en todo el año que salgo de casa envez de quedarme estudiando en casa, y una niña de 6 años me dice que no se leer. sniff, ¡¡¡¡cuanto tiempo he perdido estudiandoo!!!!

Ya se que he tardado en escribir algo, pero mas vale tarde que pronto, ¿o no era asi? (seguro que la niña lo sabe)XD

Molts B7S!

Anónimo dijo...

nyaaannn k mona erasss y eresss x) k wapaaa x cierto una istoria preciosa ;___; de verdad ^^ escribes super bien maria =D bueno wpaa nada kisessss (K)(K)(K)


Xan

Anónimo dijo...

hola!!!!!!!!!!!!! q way me encantro tu escriyto muajaja sobre todo tu foto de chica jo pero q monas tas!!! cualquiera asi se vuelve pederasta XD (ES COÑA) XD bueno mari sigue escribiendom asi q eres maravillosa aces q nos traslademnos a la verdadera realidad con un choque impactante y de la forma mas dulce posible ^^ besos wapa!! te quiero!!

creo q por el comentario te abras dado cuenta de q soy moony no? XD

Anónimo dijo...

Es una delicia leerte. No sé por qué me ha recordado a El principito. (Mi libro de cabecera de épocas pasadas).
Remember: I am and I will be always your fan number one.
Ebel

Rosalía dijo...

Hola:
Estoy leyendo poco a poco tus escritos pasados. Me gustan mucho, son como si de repente te abrieran una ventana a la vida de alguien y pudieras ver lo que les pasa. Me siento transportada al sitio del que hablas y siempre hay una moraleja.
Felicidades
Un beso
Rosalía

María dijo...

Contenta de publicar este comentario.Sí la infancia de una persona es la época más bonita de la vida.Ningún niño llega al mundo siendo culpable,todas las personas al comienzo de nuestra vida somos seres llenos de inocencia y de alegría que al pasar del tiempo se va ocultando tras un rostro serio.
Y olvidamos nuestra verdadera apariencia.Todos los niños del mundo son angelitos,traviesos y saltarines pero niños.
:)FELIZ AÑO NUEVO PARA TODA LA HUMANIDAD!

Cubito dijo...

Muy bonito este texto, hay que ver la facilidad que tiene un niño pequeño para sacarnos una sonrisa =), aunque la vida cada vez sea ás dura, nunca dejes de soñar ^_^

Un abrazo, me alegro de haberte conocido =)

suzeine dijo...

es precioso =D se me ha puesto la carne de gallina, y te puedo asegurar que no es porque tenga frío ^^