¿Quieres estar al tanto de las actualizaciones y nuevos relatos?

miércoles, 16 de junio de 2010

Castillo de arena

No solía ir a la playa y, cuando lo hacía, las ganas de jugar con la arena y crear castillos se escondían, tímidas, en sus ojos oscuros. "Yo no sé hacerlos, nunca los he hecho" se decía para justificarse a sí misma, sin embargo, llegó una mañana y se enteró de que aquella tarde habría una especie de exposición de esculturas de arena, ¿por qué no iba ella a construir su castillo? Al fin y al cabo, no era algo tan raro.

En un par de horas y media Almudena había terminado su obra. Había quedado bastante bien, un edifico pequeñito, con un par de ventanas y dos torres a los lados. La puerta era grande. Aplaudió para sí, riéndose. Es lo que ocurre cuando se tienen cuatro años: saben encontrar la felicidad en cualquier parte. Se imaginó entrando en él, caminando por una alfombra roja para llegar al trono de su padre y al de su madre. Luego subiría unas escaleras a una de las torres y se asomaría a un balcón. A lo lejos, divisaría a su príncipe azul galopando veloz para casarse con ella. Qué bonita, sencilla y divertida es la imaginación en un niño.

Mas como el ser humano es así, un quinceañero que andaba cerca la vió tan feliz que no soportaba oírla reir. Fue hacia ella, le dijo algo violento y de una patada derrumbó el castillo de la pequeña. Almudena miró su castillo y empezó a llorar, ¡le había costado tanto conseguir terminarlo!

Entonces, una chica de siete años que pasaba por allí, se dirigió hacia ella. No tuvo que preguntar qué le ocurría al ver los restos de un esfuerzo ilusionado. La saludó y le tendió la mano, preguntando si quería ir con ella "tengo algo que enseñarte". La pequeña asintió y se levantó.

¿Sabes? Hay muchas personas y todos somos diferentes, pero hay una cosa que nos une: la humanidad. Tenemos corazón. Algunas aparentan que no, como quien ha destrozado tu palacio, pero en realidad sólo es un niño enfadado consigo mismo, tal vez por no atreverse a jugar como tú o por creer que él no puede pasárselo igual de bien que tú.

Las dos se habían acercado al agua y caminaban por la orilla con los pies descalzos. El tacto era agradable. La brisa jugaba con los cabellos de ambas y el sol los teñía de un dorado mágico.

A veces, nos esforzamos mucho en algo, y cuando lo conseguimos, sentimos una satisfacción enorme. Como ese árbol de arena que ha hecho ese hombre. Es fantástico. Pero las manzanas no pueden quedarse en el árbol para siempre, deben caer o ser degustadas para que puedan nacer más. Lo mismo pasa con las metas personales, las obras de arte, los cuentos, los cuadros, los trabajos, las medallas. Mira.

Una ola deshizo el árbol del señor aquel, que sonrió y se quedó sentado en la orilla.

Él ya ha disfrutado con ello. Ahora la naturaleza hace lo propio para que otra persona pueda llegar y materializar en arena sus sueños e ilusiones. ¿Y eso es motivo para llorar, rendirse, frustarse? No, claro que no. Es una razón para seguir. La naturaleza nunca deja de dar sus frutos; nosotros no debemos dejar de luchar por nuestras metas, sueños, ilusiones y felicidad. Si no hubiera sido ese chico, el mar se habría llevado tu castillo. ¿Qué hacer entonces? Volver a jugar, hacer algo diferente, imaginar algo distinto, pero seguir disfrutando, riendo, como sólo tú sabes.

-¿Hacemos un campo de fútbol?

-Vale, pero vámonos más lejos que si no nos dará tiempo.

-No, no, aquí está bien, así nos damos más prisa y vemos quién gana el partido con más jugadores antes de que vengan las olas.

-De acuerdo.

Y se pusieron manos a la obra.

[Lean el primer comentario de esta entrada]

13 comentarios:

LadyLuna dijo...

¡Hola, chico/as!

¿Qué tal? ¿Cómo os va todo? Yo este viernes termino los exámenes de la facultad, ¡yupi! ¡Y de momento van bien!

Siento haber tardado en publicar, pero he estado liada y no he tenido tiempo a pasarlo a ordenador.

Bueno, no me enredo, voy a lo que quería deciros:

¡Me ha encantado vuestra participación en la entrada anterior! ¡No pensaba que os animaríais tantos, ni que me leyérais tantos!

Es fascinante la cantidad de historias que puede inspirar un "simple banco"... ¡Me ha hecho mucha ilusión leerlas todas!

Tanto, que creo que haré más publicaciones así^^ Ahora que espero tener un verano tranquilo, podré escribir más veces ¡y será ameno compaginar lo tradicional del blog con lo del otro día!

Muchísimas gracias a los que me leéis y, especialmente, ¡a los que comentáis! Al fin y al cabo, un blog se alimenta de los comentarios :)

¡Y mi más sincera bienvenida a los nuevos! ¡Espero leeros de nuevo por aquí!

Sin más... ¡Muchas gracias a todos!

Ah... sí, ya sé que prometí escribir algo sobre el banco, pero cuando venga la inspiración, que ella sabe encontrar el momento perfecto ¿vale?

¡Besitos a todos!

Y un abrazo mimosito para ti^^

pd: gracias papá, por hacerme reir, por hacerme llorar, por hacerme sentir, que al fin y al cabo, es vivir. Este escrito va para ti, porque tú fuiste mi inspiración en él.

De tu primito, Xemari. dijo...

Para mí, este breve relato me da mucho que pensar, siempre hay que luchar por conseguir lo que uno quiere, por muy difícil que resulte, con esfuerzo, empeño, ayuda de los que te rodean, de los que más quieres, y un poquito de aquí y de allí se consigue ^^.
Eso sí, siempre habrá alguien que intente hacer todo lo posible porque no lo consigas. Pero aun así sigue luchando, y si sigue esa persona, lucha más.
En fin que decir XDD, es todo una cadena en realidad.
Ta muy bien este relato primita ^^, y me alegro que haya salido bien la “operación banco” XD, nos vemos este verano yujuuu.
MUCHOS BESOTES Y ABRAZOS MIMOSINES FUETEEEEE.

JUAN dijo...

Muy buena reflexión la que nos dejas en esta entrada. Coincido con tu primo en su a`ppreciación. Que tengas éxito en los examenes y disfrutes de un merecido verano de sol mar y, sobretodo, felicidad. Un beso

The Cheshire Cat dijo...

Como siempre.. sin palabras, me parece precioso, y me trae muchos viejos recuerdos.. ains, yo acabo mañana, a ver si vuelvo a abrir el tuenti, que lo cerré para no distraerme con nada y subo las propuests de días para quedar :D

Muchos besos preciosa, y mucha suerte!!!! (aunque no la necesites ^^)

alex dijo...

Es muy bello, más cuando hay una enseñanza en el. me gustó mucho la conclusión que sacó la niña. Muchas personas que se comportan mal, es porque están enfadadas con ellas mismas, y no por que sean malas. Hay algo que les hace comportarse así, y solo hay que sacarlo.

Espero que tengas un verano memorable...

Un besito cielo

Xevixeis dijo...

¡Buenas noches princesa LadyLuna!

Como siempre eres una fuente de inspiración, buenos temas para reflexionar.

No hay duda que lamentarse por lo que se pierde (o por lo que se desea y aún no se ha podido conseguir) no sirve de nada.

No sé si por la educación que recibimos desde pequeños, por las influencias de la sociedad en general o porque simplemente es más sencillo, pero muchos de nosotros caemos en esa trampa.

Quizá perdemos demasiado tiempo en lamentaciones, y el tiempo es precisamente lo más preciado que tenemos y como bien reflejas en tu escrito, la vida nos ofrece constantemente nuevas oportunidades, en nuestra mano está aprovecharlas y llenar nuestras vidas de momentos felices.

Me considero un aprendiz de esta actitud, aún no la tengo interiorizada, aún caigo en demasiadas ocasiones en la lamentación, pero seguiré luchando!

!Besitos y un abrazo mimosito!

Saludos también para el resto de "fans" del blog!^^

Peace walker dijo...

Es la segunda vez que leo este blog y la verdad esque una vez empecé a leerlo tuve que seguir hasta el final porque nadie es capaz de es capaz de expresarte como tu lo haces realmente sentí que estaba alli y me pareció una reflexión muy acertada de la vida, estaba estudiando y despues de leer esto me siento con mas fuerza, muchas gracias

Juan A. Pérez dijo...

;)

Rafa dijo...

Vaya, me he quedado de piedra. Me ha gustado mucho, pero lo que me quedo es con el mensaje. Vuelves a transmitir esa naturalidad que tanto me gusta, y haces que ademas algo recorra mi estomago mientras lo leo... ¿nolstalgia? muchas cosas pasan en la vida, y aunque se van acabando siempre quedan ahi, por muchas olas que pasen e incluso cuando ya no queda castillo.
A proposito, la chica del principio me recuerda a ti jaja.
Me ha encantado Ladyluna, perdona que no te haya escrito en algun tiempo, pero no dejo de leerte. Un beso y cuidate!!

Alber y Nanami dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alber y Nanami dijo...

Muy chulo el cuento. La moraleja podría ser: El secreto del triunfo no es no caerse, sino volverte a levantar siempre.

La selectividad espero que bien ¿no?

Un besote :-)

victoria eugenia dijo...

Me ha gustado mucho el relato. La verdad es que hace reflexionar. Felicitaciones.

Anónimo dijo...

Sabiduria en estas lineas, sin duda.
Alentadoras palabras que no transmiten más que una realidad.
Leerlo, me impulsa ha hacer mi "castillo de arena".
Por su puesto estarás invitada a la inauguración María. Aquí quisiera pedirte perdón por mi usencia y mi dejadez. Ha habido muchos motibos para ello, pero como siempre, no son excusa. Solo he estado viviendo, para tener más que decir.
Espero sepas perdonarme compensandote con mi campañía cuando precises.

PD: Perderme estos escritos durante tanto tiempo ha sido una estupidez. Son un placer para todos los sentidos.

FDO: Gugy.